Vuelven los aviones supersónicos

Por  |  Sin comentarios

Hace años, los vuelos supersónicos de transporte de pasajeros eran una de las grandes promesas de futuro. El  Aerospatiale BAC Concorde fue uno de los más famosos, capaz de recorrer la distancia que separa París de Nueva York en tan solo 3 horas y 30 minutos mientras que los aviones más convencionales cubrían ese recorrido en unas 8 horas en el mejor de los casos.

El Concorde entró en servicio en enero de 1976 y fue tal su éxito que muchos países hicieron varios encargos. Por su parte, la por aquel entonces Unión Soviética también tenía preparado un avión muy parecido, también supersónico, el Tupolev Tu-144, entrando en servicio de pasajeros el 1 de noviembre de 1977.

El fatídico accidente del Concorde hizo que el sueño de los aviones supersónicos quedase en el olvido. Ahora, después de muchos años en stand by, la compañía aeronáutica Boom Technology, quiere fabricar un avión comercial supersónico para el próximo año 2023.

Los vuelos supersónicos volverán a ser una realidad

Desde esta firma estadounidense han avanzado que quieren crear un avión supersónico del estilo del Concorde y al que llamarán XB-17. Así fue anunciado en el Salón Aeronáutico de Le Bourget, en Francia. En este evento se presentó cuál será el diseño definitivo con el que contará el avión.

Desde la compañía han avanzado que el principal objetivo es el de ofrecer billetes que tengan un descuento del 75% en comparación con el precio que tenían los billetes del malogrado Concorde, siendo el precio muy parecido a los que tiene un asiento de primera clase de los que vemos hoy en día, es decir, unos 2.500 euros aproximadamente para vuelos entre Nueva York y París, por ejemplo.

Asimismo han avanzado que ya hay cinco grandes compañías que han hecho nada menos que 76 encargos de esta aeronave, lo que supondría unos ingresos millonaria para su infraestructura y ven un buen negocio en este sector que hoy en día no está explotado.

Respecto a las características del avión destaca una pequeña capacidad para 55 pasajeros, pequeña si se compara con los grandes aviones que hay actualmente capaces de llevar cómodamente a 300 o 400 personas. En cuanto a la velocidad, hay que decir que alcanzará una velocidad superior a Mach 2, unos 2.335 kilómetros por hora.

De lo que no se ha hablado será de la clase de combustible que utilizará el avión ni tampoco de los motores, pero conociendo que tienen pensado lanzarlo en 2023, seguro que no tardaremos demasiado tiempo en conocer esos detalles.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *