Túpolev Tu-144 el Concorde soviético

Por  |  Sin comentarios

Aunque los aviones de hoy en día son muy rápidos y tienen una gran autonomía, hace unas cuantas décadas, y aunque parezca algo extraño, había otros aviones mucho más rápidos que los actuales, incluso más rápidos que muchos de los cazas del ejército de cualquier país. Con esta información seguro que estaréis recordando al desaparecido Concorde, avión operado tanto por Air France como por British Airways.

Aunque el modelo del que vamos a hablar hoy guarda un parecido asombroso con el Concorde, en esta entrada vamos a repasar un poco de historia con el Túpolev Tu-144, considerado como primer avión supersónico de la historia de la aviación, sí, antes que el Concorde.

Sin entrar en polémicas sobre robos de diseño por parte de los soviéticos a los europeos o viceversa, este avión fue fabricado por la Oficina de Construcción y Diseño Tüpolev, nombre dado por Andréi N. Túpolev, un conocido ingeniero aeroespacial. Como nota curiosa, los medios occidentales llamaron a este avión Concordski, lo que también guarda una clara similitud con el nombre del aparato occidental.

El Tu-144 realizó su primer vuelo en el año 1968, partiendo de la base aérea de Zhukovski, un año antes del que realizaría su competidor. Entre los primeros registros que alcanzó el avión soviético destaca por haber sido el primer avión comercial que superó con creces la barrera del sonido, Match 1, y también conseguir duplicarla a Match 2, todo en el mismo año.

Los primeros vuelos se llevaron a cabo con la compañía aérea abanderada de la URSS, Aeroflot, entre las ciudades de Moscú y Almá Atá (hoy en día Kazajistán). De los detalles de este portento de la aeronáutica destaca su mayor peso, tamaño, capacidad (140 pasajeros) y velocidad, más de 2.500 kilómetros por hora (Match 2,3 aproximadamente). En lo que no había una buena referencia frente al Concorde era en la autonomía de vuelo, tan “solo” 6.500 kilómetros frente a los 7.250 del franco-británico.

El avión soviético contaba con cifras de infarto, 180 toneladas de peso máximo al despegar, una longitud de 65,70 metros y una envergadura de 28,8, con una superficie alar de 507m². De este aparato solamente se llegaron a construir 17 unidades operativas y su vida, fue más corta que la del Concorde (1969-2003), dado a que su coste operativo era tan monstruoso como sus dimensiones y finalmente fue retirado el 1 de junio de 1978.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *