La tecnología revolucionará al almacén logístico

Por  |  Sin comentarios

Hace unos días fue publicado un curioso informe elaborado por el operador inmobiliario JLL al que han titulado: La nueva (r)evolucón industrial: Desde las cadenas de suministro hasta las cadenas de demanda orientadas al servicio del consumidor.

En este estudio se habla del impacto que tiene el comercio electrónico y la digitalización del comercio retail en la logística y cadenas de suministro así como el Big Data, la robótica, realidad aumentada, vehículos autónomos, drones, el Internet de las cosas (IoT) o la “uberización” de la logística entre otros.

Nos hablan de las previsiones que de gasto que tendrá el comercio retail por Internet, lo que irá creciendo en toda Europa, donde se experimentará un notable aumento del gasto transfronterizo, lo que hará que la logística se posicione a la vanguardia de este sector mientras la brecha existente entre almacenes y tiendas vaya disipándose.

También se destaca que el crecimiento que está experimentando el comercio retail a través de Internet ha sido impulsado sobre todo por la demanda de diferentes clases de almacenes como pueden ser los megacentros, donde se almacenan y también tramitan los productos a nivel de artículo.

También afecta a los almacenes que atienden los pedidos de alimentación que se hacen por Internet, centros de procesamiento de devoluciones, centros de clasificación de paquetería y distribución de paquetes locales o centros locales de distribución que realizan labores de trámite para realizar el envío en el mismo día.

En la situación en la que nos encontramos actualmente y gracias al auge de las aplicaciones móviles así como a la posibilidad de supervisar las compras en tiempo real desde la palma de nuestra mano, es normal que todo se vaya adaptando a esa tendencia a la que ya estamos acostumbrados de recibir el pedido en el mismo día o como muy tarde al día siguiente.

Esto obliga a las empresas a buscar soluciones para poder prestar sus servicios de logística y enviar el pedido en el menor tiempo posible a sus clientes, consiguiendo posicionarse frente a sus competidores.

Uno de los casos más claros lo encontramos con Amazon Reino Unido, firma que ha adquirido diferentes edificios en Londres y Birmingham, para poder prestar un servicio al que han denominado como “Prime Now” y con el que se pretende cubrir la demanda de pedidos en el menor tiempo posible en todo el Reino Unido, lo que seguirá posicionando a Amazon como una de las principales referencias a la hora de comprar por Internet.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *