¿Son buena idea los camiones autónomos?

Por  |  Sin comentarios

Según el último informe elaborado por la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) así como la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte y la Unión Internacional del Transporte por Carretera (IRU), dentro del marco de un proyecto dirigido por el Foro Internacional del Transporte, los gobiernos deben reflexionar sobre la manera de gestionar la transición que se está llevando a cabo hacia los camiones autónomos dado que provocará una gran pérdida de puestos de trabajo en el sector del transporte por carretera.

Pros y contras de los vehículos autónomos

En el futuro, los vehículos autónomos ayudarán al ahorro de costes así como la reducción de las emisiones y la mejora de la seguridad en la carretera así como la facilidad de cubrir la falta de transportistas profesionales que sufre el sector en ocasiones.

La otra cara de la moneda la encontramos en que, según las previsiones de los expertos, la demanda de transportistas podría llegar a reducirse entre un 50% y un 70% en Europa y en Estados Unidos antes de que finalice el próximo año 2030.

¿Qué significa esto? Nada halagüeño para el sector porque esto puede acarrear la desaparición de hasta 4,4 millones de empleos sobre una previsión de unos 6,4 millones de profesionales del sector del transporte.

Lo que se busca es que se establezcan claves para poder ayudar a a gestionar la transición hacia esa clase de conducción y tener como objetivo reducir al máximo cualquier clase de efecto negativo que pudiera tener en el gremio.

Se pide la creación de un consejo asesor de transición para poder orientar en determinadas situaciones laborales y considerarse la aplicación de un sistema de permisos temporales para poder gestionar el ritmo de adopción de esta clase de tecnología.

Se ha hecho un gran hincapié en el establecimiento, y a escala internacional, una serie de estándares así como normas de tráfico y diferentes regulaciones de vehículos para los camiones de conducción autónoma y se afirma que es necesario continuar con los proyectos piloto mediante los que seguir testeando a los vehículos así como la tecnología en red y los protocolos de comunicaciones.

Desde ACEA han dejado claro que llevar a cabo una armonización internacional de las normas es necesario para poder sacar provecho a la tecnología de los camiones autónomos. De lo contrario, el sector se enfrentaría a una amalgama de normas y reglamentos que podría llegar a hacer que tanto fabricantes como usuarios no quieran invertir en esta clase de vehículos.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *