¿Qué son los costes ocultos de la logística?

Por  |  Sin comentarios

Cuando una empresa diseña una estrategia, siempre intenta averiguar cuáles serán sus costes reales, pero poco a poco se darán cuenta de la existencia de los costes ocultos que tiene toda organización.

Se trata de costes que no son contemplados en la estrategia o en una partida presupuestaria y suelen aparecer cuando el proyecto está en marcha, algo de lo que el mundo de la logística y el suministro de mercancías tampoco se libran.

En este caso, los costes ocultos en la logística suelen aparecer en áreas como el almacenaje, distribución, gestión, administración o aprovisionamiento, pero también en lo que podríamos denominar como sub-áreas, donde también encontramos un gran número de costes ocultos.

Los costes de obsolescencia están ligados a la tendencia de los clientes por un producto o servicio. A veces se suele pedir un gran stock de productos esperando que los clientes continúen pidiendo ese producto pero de repente dejan de solicitarlo, lo que hace que ese stock genere costes ocultos.

En este aspecto también hay que tener en cuenta los costes por rotura, tanto en su empaquetado, almacenado o cualquier otra clase de manipulación, gasto que normalmente debería ser contemplado, pero que no siempre se tiene en cuenta. También hay que sumar los costes por pérdida, robo o los que conlleva la devolución.

Asimismo se destacan los costes del proveedor en sus instalaciones como fallos de calidad, errores de producción y en la organización como por ejemplo el desplazamiento del personal especializado, sus horas hábiles en las instalaciones, el uso o movimiento de equipamiento especializado, algo que también son costes ocultos para la organización, aunque también suelen ser costes que no siempre se tienen en cuenta.

Otro de los costes ocultos son los derivados por los fallos en el producto o servicio suministrado por el proveedor. Se trata de costes que se producen en las instalaciones de la empresa, aunque suelen ser imputados al proveedor.

En este caso nos encontramos con la reparación de errores durante la producción, las operaciones de la inspección de calidad, tiempos muertos en producción hasta que llega el técnico especializado del propio proveedor para arreglar el equipo o los fallos en lo referente a la puesta en marcha del producto facilitado por el proveedor.

Estos son tan solo algunos de los gastos ocultos que pueden presentarse dentro del sector de la logística y el transporte, algo que todas las empresas deberían tener en cuenta a la hora de preparar sus estrategias presupuestarias.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *