Negociación vs regateo

Por  |  Sin comentarios

El regateo es un acto que comienza cuando el comprador desea conseguir una rebaja en el precio ofertado por el vendedor o proveedor, el regateo no es una negociación. En los productos de gran consumo el precio no se regatea, el caso contrario sucede si la necesidad es puntual como con los productos de gran valor para el cliente, o simplemente más exclusivos, el regateo es una relación comercial que no tiene continuidad en el tiempo. Célebres personajes definen el regateo como un arte de negociación, otros como un rito o como una relación humana.
Es una actividad empleada en prácticamente todo el mundo formando parte de la cultura de muchos países, siendo un modo de vida en zonas como Oriente MedioÁfrica o Sudamérica. De esta manera, los mercadillos o mercados de los países mencionados son un atractivo para el turista: es curioso sentir la sensación del regateo ya que cada persona tiene su propio estilo. El comprador o cliente paga menos por su compra y el vendedor o proveedor aumenta sus ventas disminuyendo sus ingresos: todos ganan.
En España no estamos acostumbrados a regatear pero cuando viajamos siempre intentamos volver a casa con el mejor chollo, en destinos como Marruecos y Egipto nos sentimos más seguros para practicar el regateo, también en Tailandia. En el comercio europeo los británicos son los que más utilizan el regateo en su vida cotidiana, se puede decir que Reino Unido es la capital del regateo en Europa.

Por otro lado, existe el acto de la negociación que no debemos confundir con el regateo. La negociación surge por una necesidad definida e incluso reiterada, se discuten las cláusulas del acuerdo comercial entre ambas partes con una continuidad en el tiempo. Todavía no existe la fórmula o un sistema de análisis que indique la eficiencia de la negociación, se considera exitosa siempre que los intereses de ambas partes queden satisfechos. Hoy en día existen millones de comerciales y vendedores, y parece que aumentan las ofertas de trabajo en este sector, pero solamente un mínimo porcentaje son buenos negociadores.

No olvidemos que las épocas de crisis siempre crean nuevas oportunidades, la globalización y la reducción de costes de comunicación gracias al avanzado desarrollo tecnológico, hace más necesario cada día el aprendizaje en las técnicas de negociación.

Porque el hecho de negociar es un acto inevitable de la vida; ¿has vivido la experiencia de negociar en el alquiler de un piso, la compra de un coche, o negociar un aumento de sueldo? comparte tu experiencia en Blogistica.es

Soy asturiana, Diplomada en Ciencias Empresariales y especializada en logística a través del Máster en Transporte y Gestión Logística de la Universidad de Oviedo.

Desde hace algún tiempo, trato de ampliar mis conocimientos y experiencias en Marketing Digital aplicadas al sector logístico, lo que me llevó a crear este espacio.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *