La ruta de carretera más larga del mundo

Por  |  Sin comentarios

Hoy en día vemos cómo hay infinidad de rutas de transporte que son verdaderamente sorprendentes, algunas hechas por barcos que recorren prácticamente todo el planeta con infinidad de rutas, aviones e incluso ferrocarriles, como la ruta de transporte más larga del mundo como la que hay entre España y China.

Si echamos cuentas… nos falta otro medio de transporte de mercancías, o mejor dicho, otra plataforma, la carretera. En este aspecto podemos destacar que hay cientos, miles de rutas por carretera que forman parte de un complejo entramado de rutas por las que van y vienen ingentes toneladas de mercancía todos los días.

Pero si nos fijamos en las noticias del transporte más recientes, cualquier ruta de transporte por carretera se quedará pequeña si el proyecto presentado por Vladimir Yakunin, presidente de la compañía Russian Railways, un proyecto que deja a cualquier otro reducido a la mínima expresión.

Yakunin ha presentado un plan para poder construir una enorme carretera transiberiana con más de 21.000 kilómetros que unirá las ciudades de Londres con Nueva York a través de gran parte del territorio ruso.

El proyecto fue presentado en la Academia Rusa de las Ciencias y lo que se pretende es la construcción de esa monstruosa carretera y que en la frontera oriental de Rusia se una a Alaska cruzando el mar de Bering, una obra de ingeniería que no será precisamente barata pero que abrirá una nueva vía logística entre ambos países.

El informe presentado a la prensa no ofrece muchos detalles técnicos sobre esta propuesta que ya está bajo estudio del Gobierno de Rusia, tampoco se sabe cómo se desarrollará el proyecto sobre el cambiante mar de Bering ni ninguna otra característica, por lo que de momento es un misterio.

Tampoco se sabe qué entidad podrá sufragar semejante obra de más de 21.000 kilómetros de distancia, en caso de que finalmente se llegue a aprobar, pero lo que está claro es que con los multimillonarios conglomerados empresariales que hay en este país, no será difícil encontrarle novia, o algunas cuantas, eso sí, previa firma de infinidad de contratos para garantizar su “tajada” ante tal suculento plan, que lejos de ser descabellado podría ser una de las rutas por carretera más importantes del mundo.

Ahora habría que saber el tiempo de ejecución y sobre todo a cuánto ascendería el montante, porque podríamos estar hablando, sin miedo a quedarnos cortos, de una obra faraónica de miles de millones de euros.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *