La alternativa al transporte eléctrico

Por  |  Sin comentarios

La ecologística está adquiriendo cada vez más peso entre nuestra sociedad y en el sector del transporte. Son muchas propuestas de vehículos y combustibles respetuosos con el medio ambiente los que podemos ver hoy en día y no solo los vehículos eléctricos sino aquellos que se mueven gracias al gas natural.

Javier Mugika es el nombre del conductor que ha cruzado Europa por primera vez mediante gas natural, algo que ha sucedido ya hace unos meses, pero con su Iveco realizó 4.350 kilómetros, ida y vuelta desde Madrid a Hamburgo en cinco días.

Es el mismo tiempo que realizaría un vehículo convencional, pero ahorra hasta un 40% en el precio del combustible y algo muy importante, contamina mucho menos.

El hándicap al que se enfrentan esta clase de camiones es la capacidad de sus depósitos, con un máximo de aproximadamente 600 kilómetros. A ello hay que sumar la falta de puntos de repostaje en Europa. Por ello, antes de comenzar el viaje, decidieron incorporarle otro depósito a este camión para aumentar su autonomía hasta los 1200 kilómetros.

Esto demuestra la gran aceptación que están teniendo los vehículos de transporte con combustibles alternativos. Los vehículos propulsados por gas son cada vez más habituales dentro de las carreteras españolas y también europeas.

Tienen la capacidad de reducir la emisión de óxidos de nitrógeno en un 80% y el material particulado en un 95%, es decir, una mezcla de sustancias en suspensión entre la que se encuentra carbón, cloruro sódico, amoníaco, sulfatos, etc.

Además, hay que decir que se trata de un combustible un 50% más barato que la gasolina y un 30% más que el gasóleo por kilómetro recorrido, con lo que estamos hablando de un combustible que seguramente seguirá creciendo en cuanto a su uso y adaptabilidad de los vehículos para su propulsión.

Para ser más exactos, el combustible utilizado fue gas natural licuado (GNL) en forma fluida a -162 grados centígrados, el que se utilizan en el transporte pesado de largo recorrido.

El resto de los vehículos que se mueven con gas natural lo hacen con una variedad comprimida o GNC. Además, podemos presumir de ser uno de los países europeos que tienen más puntos de recarga, exactamente un total de 93. De ellos 43 son públicos y el resto privados.

Como vemos, la apuesta del sector del transporte sigue firme en la búsqueda de energías alternativas y no depender tanto de los combustibles procedentes del petróleo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *