Hyperloop, transporte a la velocidad del sonido

Por  |  Sin comentarios

Desde que el Concorde, o su homólogo ruso, el Tupolev TU-144, no se volvió a hablar de transportes de pasajeros (y posiblemente también mercancías) a velocidades supersónicas, pero el mundo del transporte da muchas vueltas y entre las noticias del sector que aparecen cada poco, hay una que revela que puede que nos encontremos ante otra nueva oportunidad de romper la barrera del sonido en el transporte.

No, no se trata de una resurrección ni del avión europeo ni del ruso sino que viene directamente desde Estados Unidos. Se llama Hyperloop y es un transporte ideado principalmente por Elon Musk. Vuelve a estar de actualidad dado que la compañía Hyperloop Transportation Technologies, ha firmado recientemente un acuerdo para fabricar en Estados Unidos una vía de unos ocho kilómetros de largo para hacer las pruebas piloto de este proyecto.

¿Cómo funciona Hyperloop?

Se trata de un sistema que hace uso de aire comprimido para poder mover objetos en un tubo al vacío, por donde se podría ir a altísimas velocidades debido a que no había rozamiento en ningún momento, algo parecido a cómo funciona el tren de levitación magnética (MAGLEV)

Tal como informó Dirk Ahlborn, CEO de la compañía:

Se trata de un proceso cuyo desarrollo irá repartido en diferentes fases. Tras haber hecho diferentes estudios de viabilidad y tener en cuenta todos los aspectos de Hyperloop, creemos ciegamente en que podremos sacarlo adelante con éxito.

El primer paso que realizarán será hacer una estación, un diseño para la cápsula de transporte y también el desarrollo de todo lo que tiene que ver con el sistema de embarque.

Elon Musk ha dejado claro que en ningún momento, al menos en el principio, se conseguirán las grandes prestaciones que anunció hace tiempo cuando presentó el Hyperloop, aunque éstas se irán cumpliendo poco a poco, pero no se llegará a los 1.300 kilómetros por hora tal como se había anunciado, algo que dejó impresionado a muchas personas, pero han asegurado que se puede llegar a conseguir, aunque de momento todo se quedará en unos 300 kilómetros por hora, sobre todo debido a la longitud del trazado de pruebas.

Este trazado estará finalizado el próximo 2019 y no será hasta tiempo después cuando podamos hablar de que se trata de un proyecto que pueda llevarse a cabo y el sector logístico como el de transporte de pasajeros podrá aprovecharse de las prestaciones que puede llegar a tener este medio de transporte.

Teniendo en cuenta el coste que podría llegar a suponer la creación de toda la infraestructura necesaria para que el proyecto pueda ser una realidad dentro de unos años… ¿Será este el futuro del transporte o nos encontraremos con otro proyecto que no verá la luz?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *