Unidades de carga

Las unidades de carga son artículos de reducidas dimensiones que tienen como objetivo permitir el transporte de mercancías en determinado recorrido, pudiendo ser agrupados o apilados para poder facilitar aún más su manejo. Entre ellas podemos destacar contenedores, pallets, cajas, containers, etc.

La característica de ser apilables que les acompaña permite un mejor transporte y almacenaje, permitiendo diferenciar diferentes productos en una misma columna de pallets, por ejemplo, algo muy utilizado en los almacenes logísticos. Además, apilar las unidades de carga permite la optimización al máximo en cuanto a espacio operativo, siendo apiladas con un máximo de alturas, pero siempre en vertical y siempre que cumplan con dos características imprescindibles, resistencia y estabilidad.

Además de a un buen almacenaje y paletización, las unidades de carga contribuyen también a una mejor manipulación, transporte y ofrecen una buena protección contra desperfectos, lo que hace que se hayan convertido en una de las principales alternativas utilizadas principalmente por los operadores logísticos en todo el mundo.

Otras ventajas de las unidades de carga es que requieren menos mano de obra e infraestructuras en su transporte y cuentan con menos manipulación, consigue reducirse el costo de la manipulación y el almacenaje y se simplifican los trámites en la aduana entre otras.