Tacógrafo

Si nos ceñimos a una explicación breve y concisa sobre lo que es un tacógrafo podríamos resumirlo en que se trata de un dispositivo electrónico que registra diversos sucesos originados en un vehículo de transporte terrestre durante su conducción, sea de carga o de pasajeros y de carretera o ferroviario.

Si vamos un poco más allá y queremos conocer más detalles podemos decir que el tacógrafo es un dispositivo de control que se instala en diferentes vehículos de carretera para indicar y registrar (automática o semiautomáticamente) diferentes datos como kilómetros recorridos, tiempo de actividad, descanso de los conductores o la velocidad de los vehículos entre otros.

Su registro cuenta con varios parámetros que son exigidos por la legislación y que cada tacógrafo debe registrar de manera obligatoria, mientras que hay otros que no son obligatorios y que están relacionados con los de la gestión del vehículo-flota.

Las funciones obligatorias por ley que debe tener un tacógrafo es la de llevar el completo registro de la velocidad del vehículo (en kilómetros o millas por hora); registro de la distancia recorrida por el vehículo (en kilómetros o millas) y registrar tiempos, tanto de conducción como trabajo y descanso del conductor.

En un tacógrafo también se pueden añadir aquellas que se derivan de los registros adicionales como pueden ser los consumos del vehículo, puesta en marcha de equipos adicionales, tiempos de trabajo del segundo conductor, etc., aunque éstos últimos están destinados a la gestión de la explotación del vehículo o flota de vehículos.