Stocks

Stock es uno de los muchos términos anglosajones que utilizamos hoy en día. Esta palabra nos indica la cantidad de materias primas o productos con los que cuenta un almacén a la espera de ser comercializados o puestos en venta.

Es una inversión que todo comercio debe realizar para poder asegurarse poder cubrir el flujo de demanda por parte del público, algo necesario para el buen funcionamiento del mismo y así poder llevar a cabo sus actividades comerciales de manera normal y sin tener que paralizar sus ventas ante una eventual escasez de producto.

Esta palabra puede ser usada también como sinónimo de inventario y existencias. El inventario es la relación detallada y completamente ordenada del conjunto de bienes con los que cuenta el patrimonio de una empresa. Las existencias son los productos o materias primas con las que cuenta la empresa para poder responder a la demanda.

La finalidad principal del stock es la de poder responder a las diferentes fluctuaciones de demandas que no son fáciles de predecir. A pesar de ello puede traer alguna desventaja dado que tener un stock muy importante de determinado o determinados productos puede generar una importante pérdida de capital que está inmovilizado y que si la tendencia del consumo cambia, el producto en stock puede dejar de tener interés para el mercado y convertirse en pérdidas.