Renting

El renting de vehículos es una de las opciones que tienen tanto grandes y medianas empresas así como autónomos para renovar rápidamente los vehículos de empresa dado que ofrece ciertas ventajas fiscales y también facilidades de pago.

Se trata de un contrato de alquiler a largo plazo donde en sus cuotas mensuales están incluidas diferentes prestaciones para que el usuario no se tenga que preocupar en lo referente tanto a la legalización como al mantenimiento del vehículo.

En este caso, en el renting se incluyen diferentes gastos como el coste de la matriculación del vehículo, la contratación de un seguro a todo riesgo, revisiones de mantenimiento del vehículo, pago del Impuesto de Matriculación y del Impuesto Municipal de Circulación, reparaciones así como sustitución de neumáticos y cambio de piezas, gestión del pago de las facturas, indemnizaciones derivadas del seguro y asistencia 24/7 sobre la persona y el vehículo entre otras.

Lo más común en cuanto al renting de vehículos es que el contrato tenga una duración comprendida entre los seis meses y los cinco años, donde las cuotas mensuales se calcularán siempre dependiendo del periodo de uso, kilómetros que el cliente estime hacer y también del modelo de vehículo que haya elegido.