Importación

Se trata de la entrada de bienes y servicios procedentes de otra nación. En este aspecto, el Estado tiene como finalidad la regulación de las importaciones, siempre siguiendo una serie de normativas específicas para ello.

Las diferencias existentes entre las condiciones económicas así como las legislaciones de cada país, pueden llegar a producir distorsiones en el mercado y llegar a perjudicar a los productores nacionales, razón por la cual toda importación está sometida a control.

La importación y exportación entre países es muy importante porque permite el acceso a productos que no se producen en el país, se producen en poca cantidad o no tienen un mínimo de calidad exigible en la actualidad.

La importación de productos más baratos, siempre que haya cierto equilibrio y control, puede favorecer el consumo, lo que redunda en el crecimiento de la economía nacional.

Puede llegar a ser financiada mediante el ingreso de capitales extranjeros (inversiones, actividad turística, etc.), con endeudamiento público o mediante superávit comercial, donde el país tiene un volumen de exportación superior al de la importación.

En el caso de España, también se producen importaciones desde diferentes países del mundo, principalmente en lo referente a alimentación, maquinaria, bienes de consumo e hidrocarburos.