Estiba

La estiba es una de las formas más extendidas a la hora de colocar la carga en un buque o en cualquier otra clase de nave que se mueve a través el agua y que tiene una actividad comercial en cuanto al traslado de mercancías.

Se utiliza para proporcionar seguridad a la embarcación que transporta cargas, haciendo que éstas viajen de la mejor forma posible. Por ello es importante que las cargas estén perfectamente organizadas y colocadas en los espacios disponibles para su transporte.

Principalmente, las cargas que transportan los barcos son de grandes dimensiones, razón por la cual deben ser cargadas de manera que no provoquen escoras que puedan provocar problemas de estabilidad o que pueda producirse alguna clase de avería en el barco que las transporta.

Pero la estiba no solo tiene que ver con la seguridad de la nave y de su carga sino que también se aprovecha al máximo el espacio disponible, intentando ocupar lo mínimo, siempre teniendo en cuenta la clase de viaje que se va a hacer y también las escalas que tendrá en su ruta. Por ello, la carga que debe sacarse en la primera parada debería cumplir con la norma LIFO (Last In First Out o Última en entrar y primera en salir) con lo que todo el proceso será lo más ordenado posible.