Envío

Dentro del sector del transporte de mercancías, se entiende por envío al envío a determinado destinatario de un cierto volumen de mercancía sin importar la cantidad, peso o dimensiones, dado que se refiere a lo que es la cantidad en general.

En este caso no importa si la mercancía se envía a nivel local, regional, nacional o internacional, la palabra se utiliza para designar a cualquier ámbito geográfico, siempre que sea desde un punto a otro.

Cumpliendo la función de llevar mercancía de un punto a otro, esta acción forma parte intrínseca de la cadena de logística, sin importar la clase de mercancía que se transporte o la distancia que tenga que recorrer para llegar a su destino.

Mediante el traslado de la carga desde un punto de inicio hasta el punto de destino, hay que destacar que el proceso forma parte de la cadena de distribución, siempre llevado a cabo mediante un costo, el cual se conoce en la jerga del transporte como flete.

En un envío de transporte, la carga a enviar pasa siempre por diferentes etapas: embarque (independientemente de si el transporte elegido para el envío se hace en barco, tren o avión), almacenaje y desembarque, que es la última etapa del proceso.