Economía de alcance

La reducción de costes es una de las opciones a las que recurren muchas empresas en determinadas ocasiones. Tanto por causas ajenas como provocadas por terceros, los directivos de algunas empresas deben adaptarse a un modelo de producción que sea más austero, conocido como economía de alcance.

Adoptar esta postura no quiere decir que necesariamente haya que reducir los beneficios. Este modelo se refiere a la reducción del coste promedio por unidad dentro de la elaboración de determinado producto.

El objetivo no solo es solamente la reducción sino que con la economía de alcance se busca una producción conjunta de varios productos para así poder optimizar los recursos.

La formula principal de la economía de alcance se encuentra en que los costes de producción de determinado producto de forma individual son más altos que los que podría costar la producción de dos o más productos a la vez.

De esta forma, con la economía de alcance se pretende aprovechar una misma coyuntura de producción sin tener que llegar a reducir la calidad de los productos ni tampoco de los procesos de fabricación, resultando muy beneficioso para la empresa y siendo una de las alternativas que tienen en cuenta cada vez más empresas.