Cuello de botella

El cuello de botella es la actividad que reduce uno o varios procesos de producción, haciendo que los tiempos de espera aumenten y de esta forma reduciendo la productividad, lo que eleva notablemente el costo final del producto.

Hay varias causas que pueden generar un cuello de botella, como por ejemplo la ausencia de materiales. Si no se cuenta con un remanente de materiales para continuar la producción, esta se verá reducida hasta que haya más material o se tendría que detener el proceso productivo.

Contar con personal mal preparado también puede hacer que se provoque un cuello de botella, algo que perjudica a cualquier empresa, no solo de producción sino también de transporte, por ejemplo, aumentando los tiempos de recogida o de entrega, algo que hoy en día cuesta mucho dinero.

La carencia de almacenes con capacidad suficiente como para almacenar un gran stock puede hacer que se deba detener la producción hasta que se vaya vaciando poco a poco.

Una de las causas más importantes de la creación de un cuello de botella a nivel empresarial es la dejadez de los cargos administrativos, quienes deben velar por el buen funcionamiento de todos los procesos de una empresa. De no hacerlo, se rompen los deadlines, aumentan los costes de producción y se suele perder dinero.