Aduana

La aduana es una oficina pública y/o fiscal que suelen trabajar bajo un Estado o Gobierno político. Suele establecerse en zonas de costa y frontera con el objetivo de registro, administración y regulación del tráfico internacional de mercancías así como productos que entran y salen en un país.

Se puede decir que una aduana tiene un propósito múltiple dado que se ocupa del control del tráfico de bienes y de los materiales que se importan y exportan, pero también de cobrar impuestos y tarifas a empresas, entes individuales o a colectivos.

La aduana está formada por agentes aduaneros, que son las personas que están autorizadas por el Gobierno para llevar el control del ingreso de bienes y así poder determinar el valor de cobro que debe abonar el interesado por ellos.

Para la administración de la aduana sobre las mercancías se tiene en cuenta el derecho de aduana o arancel aduanero. Se refiere a aquella tarifa o coste que el dueño de los productos tendrá que abonar para permitir que estos ingresen al país determinado.

Este cobro forma parte de las partidas arancelarias de uso exclusivo del Gobierno del país, llegando a ser una importante fuente de ingresos para las arcas públicas.