Comienza la fusión de navieras de transporte

Por  |  Sin comentarios

La situación del transporte marítimo no está pasando por un buen momento, sobre todo después de la quiebra de la casi todopoderosa compañía coreana Hanjin. En el mes de septiembre os habíamos avanzado que se encontraba en la cuerda floja, intentando buscar inversionistas que le ayudasen a salir de su situación.

Finalmente no pudo ser y se vio obligada a declararse en quiebra, dejando millones de euros en muchos de sus barcos, los cuales quedaron atracados en diferentes puertos internacionales.

La desestabilidad que provocó junto a la caída del comercio marítimo internacional no tardaría en tener sus réplicas en el sector y ya se están comenzando a ver movimientos de fusiones y negociaciones para intentar reflotar un sector que en estos momentos podemos decir que se encuentra de capa caída.

Las tres mayores compañías de transporte marítimo de Japón: Mitsui O.S.K Lines, Kawasaki Kisen y Nippon Yusen, han avanzado que unirán sus operaciones dentro del sector del transporte de contenedores ante el recrudecimiento de las condiciones de negocio del sector debido a la caída del comercio internacional.

Nacerá una compañía de riesgo compartido

Desde las tres empresas se ha declarado que formarán una sociedad de riesgo compartido a partir del próximo mes de julio de 2017 y darán comienzo a sus operaciones en abril de 2018. De esta forma, la empresa resultante, contaría con una flota de unos 256 barcos y según las últimas estimaciones, podría convertirse así en la sexta mayor naviera del mundo.

Según declaraciones hechas a los medios especializados, estas compañías de transporte marítimo esperan poder llevar a cabo una inversión conjunta de unos 300.000 millones de yenes, alrededor de 2.608 millones de euros. Nippon Yusen aportará un 38% del capital mientras que las otras dos compañías contribuirán con un 31% cada una.

Acerca de los beneficios que podría llegar a obtener la empresa resultante de esta fusión, se estiman unos 110.000 millones de yenes o 956 millones de euros cada año y facturar unos 17.387 millones de euros por cada ejercicio.

Seguro que esta no será la única fusión o alianza marítima entre compañías, las cuales están ayudando mucho a las empresas de transporte de contenedores dado que se sobrelleva mejor la crisis del sector.

Para finalizar, los expertos aseguran que las alianzas entre compañías de transporte se tendrían que extender a las operaciones en tierra y así poder mejorar la situación del sector en estos momentos.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *