Evitar deficiencias, objetivo de los servicios de paquetería

Por  |  Sin comentarios

Cuando hablamos de empresas de paquetería estamos hablando de firmas profesionales y que llevan mucho tiempo en el sector desempeñando su misión. Estas empresas tienen en cuenta todos y cada uno de los procesos relacionados con el envío y la entrega de mercancía a los clientes.

A pesar de tener una gran experiencia y profesionalidad, a veces se cometen algunos fallos, algo que es lógico hasta cierto punto debido al enorme volumen de paquetes que se gestionan ya no solo mensualmente sino año tras año.

Por una parte se podría pensar que es algo que da publicidad negativa, pero cometer errores resulta muy positivo a las empresas y finalmente al cliente final. La razón es que, como se suele decir, de los errores se aprende. Cuando se detecta un error y se solventa rápidamente, es un punto de experiencia ganado, lo que repercute en un mejor servicio de cara al cliente final.

Aunque no es muy común, a veces suceden estos fallos, como los que han sido detectados desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). En un estudio llevado a cabo para analizar el funcionamiento de las empresas de paquetería, han detectado algunas deficiencias.

Según los datos de este estudio, se revela que el aumento del comercio electrónico ha hecho que en los últimos años sean cada vez más las empresas que ofrecen servicios de paquetería urgente. Desde la OCU han llevado a cabo un análisis de 15 de las más conocidas del sector para llevar un control sobre el servicio que ofrecen.

Entre los datos del estudio se revela que no ha sido posible llevar a cabo ninguna entrega sin que hubiera alguna clase de incidencia, pero el paquete llegaba finalmente.

Los datos revelan que entre las deficiencias más habituales que suelen darse es que en muchos casos, a los clientes les cuesta conseguir un código de seguimiento para hacer el tracking de su envío y saber exactamente en qué parte del proceso se encuentra su envío.

En lo que se refiere al precio, se detectó que hay algunas compañías que pueden ofrecer precios diferentes por un mismo servicio, dependiendo de la forma en la que se contacte con ellas, bien sea mediante teléfono o a través de Internet.

Otro de los inconvenientes que más suceden es que algunas empresas de transporte cobran cargos que oscilan entre los 30 y los 50 euros por los trámites que se realizan y no avisan al destinatario de que puede ahorrarse esa clase de costes.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *