Malos momentos para la logística de Michelin

Por  |  Sin comentarios

Aunque estemos rodeados de políticos que nos repitan hasta la saciedad que la crisis está prácticamente finiquitada y que ya se ve la salida al túnel, todo se queda en buenas palabras, sobre todo de cara a las elecciones como en el caso de España y seguramente para buscar simpatizantes en otros puntos de Europa, pero lo que está claro es que un sector como el de la logística está muy lejos de haber salido de la crisis, ni mucho menos.

Si la cosa está complicada en España, fuera de nuestras fronteras las cosas no pintan tampoco demasiado bien y solo hay que echar una ojeada a la prensa y descubrir que no ha finalizado la crisis y mucho menos en el sector del transporte y la logística, cada vez más apretado.

Ahora nos hacemos eco que debido a la crisis principalmente, pero también a la feroz competencia existente en el mercado, la firma Michelin ha movido ficha y reorganizará sus actividades tanto de producción como de logística dentro del continente europeo, lo que hace que desde aquí a 2018 cerrarán tres plantas, tal como se afirma desde WK Transport et Logistique.

En un principio, los países afectados serán Alemania, Italia y el Reino Unido y lo hacen para preservar el liderazgo en cuanto a manufacturas en Europa a pesar de lo dura que se está poniendo la crisis con esta firma.

La fábrica italiana de Fossano será la primera en cerrar y lo hará a finales del próximo año 2016. Para poder contrarrestar el cierre de esta fábrica, especializada actualmente en productos semi-finalizados, se llevará a cabo una inversión de 180 millones de euros para producir neumáticos para turismos.

Por ello, desde ahora y hasta el próximo año 2020, la fábrica italiana de Cuneo aumentará su producción y distribución hasta un 20% y la fábrica de Alessandría se especializará en la fabricación de neumáticos para camiones.

También a finales de 2016 el cierre llegará a la fábrica alemana de Oranienburg y toda la actividad que actualmente desempeña esta planta será llevada a la fábrica francesa de Avallon. Finalmente, en el Reino Unido, exactamente en Irlanda del Norte, le llegará el turno a la fábrica de Ballymena, pero será a mediados de 2018.

Asimismo han avanzado que también se modificará y reorganizará la producción y la logística de Michelin Europa, con el objetivo de centrarse en tener menos plataformas logísticas, pero las que queden que sean mucho más competitivas.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *