Aviones eléctricos ¿el futuro de la aviación?

Por  |  Sin comentarios

André Borshberg y Netrand Piccard, los creadores del Solar Impulse, el primer avión solar que ha conseguido viajar tanto de día como de noche, han declarado recientemente que el avión limpio es un proyecto viable y que puede ser una de las grandes revoluciones del transporte aéreo en los próximos años.

Han asegurado que aproximadamente en unos 10 años existirán aviones alimentados por energía solar y con capacidad para transportar a unos 50 pasajeros en vuelos comerciales.

Aviones sin combustibles fósiles, una realidad

Han asegurado que esta tecnología está lista para ser utilizada y puede ser aplicada en un avión especialmente diseñado para moverse sin necesidad de combustibles fósiles, convirtiéndolo así en un medio de transporte 100% eficiente y económico.

Afirmaron que no se trata de fabricar el avión más limpio sino aquel que salga más barato. Lo mejor de todo es que no hay que inventar ninguna clase de tecnología porque ya está lista, lo único que hay que hacer es perfeccionar lo que ya se tiene.

Realizar una inversión en un avión de estas características tendrá un gran impacto en el sector y respetará al máximo el medio ambiente y no contribuirá al empeoramiento del cambio climático, puntos que es necesario tener en cuenta.

Se trata de un proyecto muy interesante en el que muchas compañías ya están interesadas y apuestan por el desarrollo de tecnologías que mejoren la eficiencia energética, por lo que podemos estar siendo testigos de lo que es el germen de lo que puede ser el futuro dentro del mundo el transporte.

Solar Impulse II, la prueba del éxito

Como prueba de la eficiencia de este sistema han puesto al Solar Impulse II, el cual completó el pasado mes de julio la vuelta al mundo después de salir de AbuDabi en marzo de 2015 y realizando un recorrido de poco más de 43.000 kilómetros repartidos en 17 etapas.

Quisieron dejar claro que no se trataba de algo pionero dado que no fue el primer avión que usó energía solar para volar, pero sí que fue la primera aeronave con capacidad de mantenerse en el aire durante la noche, usando la energía que se había almacenado durante el día.

En el momento en el que se tenga perfeccionada la tecnología que les ha permitido llevar a cabo su hazaña, no hay duda de que todo cambiará en los cielos de nuestro planeta y el transporte aéreo, tal como lo conocemos, irá cambiando poco a poco.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *