El Airlander 10 ya es una realidad

Por  |  Sin comentarios

Os lo habíamos avanzado en algunas entradas hace casi un año, el Airlander 10 era un proyecto que prometía convertirse en toda una revolución del transporte aéreo y hace muy pocos días lo que era un proyecto realizó su primer vuelo de prueba.

Fueron dos horas de duración, llegando a alcanzar una altitud de 1.000 metros en el aeropuerto británico de Cardington. Esta aeronave ha sido bautizada como Martha Gywn y aunque parece un dirigible, su fabricante, la compañía Hybrid Air Vehicles, insiste en que no es un dirigible es una aeronave híbrida.

Este cambio de nomenclatura es algo lógico, dado que esta aeronave cuenta con características similares pero muchas otras totalmente diferentes. Además decir la palabra dirigible evoca al Hindenburg y su posterior desastre.

Entre sus características destacan que cuando está cargado no tiene capacidad de despegar en vertical sino que necesita al menos unos 100 metros, lo mismo que para aterrizar. Su velocidad de crucero son superiores a las que tiene un dirigible tradicional y su forma proporciona más estabilidad.

Sus cifras son también sorprendentes, cuenta con unos 92 metros de largo por 43,5 de envergadura y 26 de altura, siendo mayor que un Boeing 747 o un Airbus 380. Es la aeronave más grande del mundo, con un volumen de 38.000 metros cúbicos y una capacidad de carga de unas 10 toneladas.

Cuenta con un techo operativo máximo de 6.000 metros y una velocidad de crucero de 98 kilómetros por hora. Lo mejor de todo es que tiene una autonomía de vuelo de cinco días si el aparato va tripulado y de hasta dos semanas si es operado de manera remota. Sí, este es otro de sus puntos fuertes.

Además es una fantástica noticia para ecologística dado que es muchísimo menos contaminante que cualquier avión comercial y por supuesto mucho más silencioso.

Durante la celebración del primer vuelo, todo sucedió sin ninguna clase de problema, aunque todavía deben seguir probándolo dado que para poder obtener el certificado de aeronavegabilidad, lo que le daría los permisos legales para operar, debe haber pasado unas 200 horas más.

De momento todo va tan bien que los ingenieros están trabajando en el modelo Airlander 50, el hermano mayor que el que hemos conocido, donde el 50 significan las toneladas que podrá transportar, lo que puede hacer que si todo sale bien, nos encontremos con una nueva forma de transporte de mercancías, aunque mucho más lenta, pero con un gran volumen de carga.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *